Papa Don’t Peach

Todos conocemos bien las paletas, o mejor dicho la deliciosa obsesión, de Too Faced y los duraznos.

Pues bien, hoy me encuentro dedicándoles un articulo sobre su colección. Bueno, lamentablemente no tengo la suerte de contar con la colección completa, que por un lado, el limitado espacio de mi habitación y VISA lo agradecen, pero sí cuento con sus dos paletas más vendidas: Sweet Peach, con la puntuación más alta basada en 2500 reviews en toofaced.com y Just Peachy Mattes, también con la puntuación más alta basada en 500 reviews (misma fuente).

Mi no tan humilde colección de cosméticos abarca varias marcas, pero una de mis favoritas es Too Faced. Las paletas Sweet Peach y Just Peachy Mattes son my santo grial para looks de día y de noche, y por ende las considero ideales para llevar de viaje por trabajo y vacaciones. Pensaran que es redundante aclarar esos dos viajes, pero no lo es. Para trabajar, uno normalmente quiere lograr looks un poco más sobrios, como por ejemplo, el famoso no makeup makeup; pero en vacaciones nos solemos soltar un poco y nos damos el lujo de dejarnos llevar con el maquillaje. Hay muchos que ni se maquillan de vacaciones, pero hay otros, como yo, que no sólo lo siguen haciendo, sino que apuestan a looks un poco más jugados y divertidos. Bueno, estas paletas lo permiten, y por eso las considero Travel Friendly.

Pero qué es lo que las hace tan especial? Todo. Los colores son muy fáciles de usar, son combinables, se mezclan unos con otros maravillosamente y tienen una pigmentación excelente. La textura de los tonos mate es aterciopelada, y por eso creo es tan amigable para principiantes. Los tonos perlados o satinados son muy suaves, casi como la manteca. Ese estilo de sombras normalmente la uso con los dedos y déjenme decirles, se sienten como una deliciosa mezcla de durazno con polvo de perla, dándole a los ojos el toque final.

Un factor adicional, es el perfume que tienen las paletas. La primera, Sweet Peach tiene literalmente el perfume digno del nombre. Huele como si se estuviesen cocinado duraznos con una capa de azúcar por encima. Sin embargo, la paleta Just Peachy Mattes, tiene ese riquísimo olor a duraznos con crema batida que me transporta a los domingos de otoño en casa de la abuela.

De Sweet Peach Palette, mis colores favoritos son Purée, Summer Yum, Charmed, I’m Sure, Luscious, Bellini y Peach Pit. De hecho, los dos primeros tonos y Bellini conforman mi look clásico. La combinación de los tres da un look muy juvenil y primaveral, apto para cualquier ocasión. Entre las dos, es la ideal para maquillaje de noche; Peach Pit, un must.

Los colores Peach Tea, Fresh-Picked, Peach Cobbler y Peach Tart, con una mezcla de Peach Sangría, pueden dejar tus ojos como dos pequeños duraznos. Por qué lo digo? La combinación de esos colores y la textura aterciopelada, digna de Just Peachy Mattes, juega con la imaginación, y deja como resultado un look otoñal precioso.

Viendo las fotos seguramente digan que es más de lo mismo, más colores neutros, no es ninguna novedad, y tienen razón. Pero son sombras combinables que les puedo asegurar van a usar a diario. Si, un alto porcentaje de paletas tiene esta gama de marrones, pero más allá de los colores, hay que tener en cuenta el desempeño de cada uno y lo bien que funcionan en conjunto.

Transformen un té de amigas a un girls night out. Un Peach Cobbler en un Peach Sangria. Pongan a prueba las Peach Palettes para esa metamorfosis y no los va a desilusionar.

Un comentario en “Papa Don’t Peach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s